...

Antes de intentar modificar la conducta del un animal, es necesario saber por qué se comportan de esa manera. No todos los perros que son agresivos, lo son por la misma causa, ni todos los perros que destrozan en casa lo hacen porque tengan un problema de ansiedad. Además, es muy importante señalar que siempre debe tenerse en cuenta la salud del animal como posible causa del problema.

En otras palabras, para entender la salud de un animal siempre se abordará desde un punto de vista global, teniendo en cuenta aspectos puramente de la conducta (desarrollo del animal, entorno, experiencias previas, etc.) pero también de la salud física de animal. 

Todos los problemas de conducta deben ser correctamente diagnosticados antes de empezar cualquier tratamiento. Para realizar el diagnóstico siempre se llevará a cabo una entrevista con la familia y una serie de pruebas médicas para comprobar la salud de la mascota. 

 

Sin este amplio abordaje al diagnóstico sería una negligencia veterinaria dar cualquier tratamiento para intentar resolver el problema. 

Durante muchos años se ha dado una imagen en los medios de comunicación (especialmente en televisión) de que todos los perros que se comportan mal es porque quieren ser los jefes de casa. Nada más lejos de la realidad. Esta teoría está absolutamente descartada por la comunidad científica desde hace décadas. 


 ¿Qué pasos va a seguir mi mascota en Etovets?